Page  précédente

page 7/31

Lota, el 31 de diciembre 2004...
Mi ano dura un poco mas que el vuestro (4 horas).

 
Hablemos de otra cosa... Imaginar que son las 18 de la tarde, la noche , dentro de poco tiempon, va empezar a caerse.
 
Estoy en una ciudad. No encuentro ningun lugar legos de toda mirada para poder hacer camping. No hay ningun camping publico a los rededores  y he mirado para los hoteles, nada que cueste menos de 150ff.
 
Las escuelas en este 30 de diciembre estan todas cerradas... Paradoxalmente, no tengo miedo, claro algun stress con el negro de la noche que llega pero no miedo.
 
He aprendido desde poco tiempo a tener completa confianza en mi y en mi destino. Bueno, pero eso no me dice donde ir...
 
Continuar la carretera fuera de la ciudad ? Para ir donde? Asi que me digo que voy  a pedir el asilo a una iglesia o a la policia. Cuando uno no quiere dormir fuera, tiene que relativisar sus valores!!! Y ha sido una igliesa!
 
    Entro, dejando Ruyam fuera, y me encuentro con una senora vieja; Solo tengo el tiempo de explicarle con dificultad mi historia que su telefono suena... Su grande amiga la llama... Y empiezan  15 minutos de "te cuento mi vida..." (mientras que yo estoy mirando la noche que se cay sobre la ciudad).
   

Pero lo bueno es que en este "te cuento mi vida", explica a su amiga que esta con una francesa joven que esta haciendo la vuelta del mundo en bici y que no sabe donde poner su tienda de camping.

 
    Tan bien que, la otra senora le pide si la jovencita quiere venir a su casa. Y es  asi que he conocido a Sonia, 60 anos y que parece 15 de mas..
 
    Un maquillaje muy especo sobre la cara pero unos ojos que comprenden los mios.
 
Voy a vivir dos dias en su casa y con su amiga Lila.
Es con ellas que voy a pasar la noche del ano nuevo. Sonia conoce un poco el inglés, la siento tan orgullosa de poder hablarme en la calle en ingles, yo le respondo en espanol. Materialmente, Sonia y Lila no tienen nada, duermo en un rincon del salon , pero tienen mucho corazon.  Descubro otro Chile :
- El que no tiene buldings pero pobres casas muy estropeadas.
- El que no tiene supermercados pero vendedores en la calle.
-
El que sabe abrir su puerta.
-
El que esta curioso y que no tiene miedo de el extrangero. Se cuanto el hecho de ser una mujer sola me habre puertas. No se de donde vienen todas estas "oportunidades"  (Betty y Dimitri las llaman concidencias ; las  conocen tambien) . Reconocer que en mi caso la llamada telefonica a mi entrada en la igliesia ha caido bien. No?
 
Ya se que otras encuentras multiples me esparan aun....
Page suivante
 
 
    Carnet de France, Avant le départ