Page  précédente

Puerto Madryn, el 14 de Enero 2005

Hace ya una semana que pasé la frontera del Chile en Argentina : paso sin problema al pie de un volcano esplendido (espero poder enviarles fotos pronto, pero es muy dificíl).

El paisaje cambió rapidamente : desde las forestas de pinos y eucaliptus de Chile, me encontré en la pampa. Es decir en llanuras en dónde no crece nada sino matorrales espinosos… No hay nada. Es impresionante, este “nada” ¡ durante kilómetros!

  vers les Carnets de voyages  

He tomado el bus varios veces. Quería irme en ciudades no turísticas, que no son en los guías, las que son en medio de “nada”…

Ahora sé que eso no fue una buena idea. Porque despues encontré muchas problemas en encontrar los buses que van cerca del Atlantico, a dónde queraba irme. “Tuvé muchos problemas” eso significa noches blancas, esperando en estaciones de buses o a orillas de la carretera a un bus que quiere bien tomarme (y Ruyam sobre todo) ; significa también hablar durante horas para poder poner Ruyam en el bus (mientras que en Chili no tuvo ningún problema núnca)… Sin embargo no tenía otra solución que tomar el bus porque los centenares de kilómetros no se pueden atraversar sola con la bicicleta (no hay ningún abastecimiento).

   

Fue muy dificíl de verdad escribir sobre estos últimos días, porque realmente fueron los más dificiles del periplo hasta ahora…

Dificiles fisicamente por causa del viento es cierto, pero despues de una buena noche y viendo a paisajes magníficos, se olvida…

Dificiles moralmente.

Dificiles moralmente, los registros de policía numerosos, que me hacen desempacar todo, cartera por cartera, abrir el saco de dormir, mirar a las pajinas de mis cuadernos ; y sus perros olfateando a toda mi ropa (¿Ya les he dicho que no me gustan perros?)… buscando droga. Eso, esta en ciudades no turísticas. Tan pronto como me asentaba algunas minutas sobre un banco, que un policia llegaba (con la porra y la pistola en el cinturón) y me interrogaba. Hay un sentimiento general de inseguridad (pero yo creo que no existe realmente, sino creada por la omnipresencia de la policía).

Dificiles moralmente porque a veces no se puede dominar la situación y ya debí huir una casa en medio de la noche (no ha pasado nada, pero le sentía muy mal) y me encontré perdida en la ciudad…
Bueno había pensado en escribir todo pero dar detalles es dificíl…

También “perdí„ Ruyam durante algunas horas… angustia intensa (pero nos encontramos con mucha feliz).

Afortunadamente encontré gente argentina muy simpática quién ayudarón mucho (bueno también encontré gente menos simpática y que trato de dragarme).

En una palabra, Argentina me probó. Hoy día ¡me siento mejor! Empezo a entender mejor en este país de contrastes y sus habitantes.

Page suivante
 
 
    Carnet de France, Avant le départ